II encuentro de Vidas Compartidas, en abril 2014

II encuentro de Vidas Compartidas, en abril 2014

Llega septiembre. Con el nuevo curso, conviene recordar un proyecto de convivencia intergeneracional en el que colabora la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH). Se trata de Vidas Compartidas, de la Concejalía de Juventud del Ayuntamiento de Elche, que trata de dar respuesta de ayuda mutua a las necesidades de compañía de las personas mayores y de alojamiento de la población universitaria.

En el programa participan personas mayores de 60 años con una vivienda en buenas condiciones, que disponga de una habitación independiente para el o la estudiante, además de jóvenes mayores de 18 años matriculados en una de las universidades colaboradoras. Desear ofrecer y recibir compañía, tener carácter solidario y voluntad de colaborar con personas mayores son requisitos fundamentales para participar en el proyecto.

Ésta resulta una experiencia enriquecedora para ambas partes, cuyos beneficios son múltiples, en opinión de la profesora del Máster en Gerontología y Salud de la UMH Beatriz Bonete. “La persona mayor tiene compañía en su hogar y puede compartir su día a día con alguien más joven, que le aporte vitalidad. La persona joven recibe un alojamiento a un precio simbólico y se beneficia de la experiencia de vida del mayor,” apunta Bonete.

Selección

Además de la divulgación, la UMH se ocupa del asesoramiento en el proceso de selección de residentes a través de cuestionarios para ajustar mejor los perfiles. “Los formularios atienden a las características de la experiencia y valora aspectos como personalidad, intereses, moralidad, etc. Se trata de unir a personas con resultados similares”, explica la profesora Beatriz Bonete.

En 2014, la UMH ha acogido, con gran éxito de participantes, el II Encuentro Convivencia Intergeneracional Vidas Compartidas,  con conferencias y talleres de teatro y baile.

Para acceder al servicio, la UMH dispone del programa NIDO.